CASSIS Y EL PARQUE NATURAL

Cassis es un bonito puerto de pesca colocado cerca de Marsella. No tiene conexión con el licor de cassis (grosella negra) hecho en otras regiones de Francia. Pero hay 12 bodegas que producen un vino blanco muy rico gracias al microclima de la zona. Seco pero frutado, usualmente mineral, a veces yodado, el vino de Cassis se combina perfectamente con los pescados o los platos provenzales servidos en los numerosos restaurantes del puerto. Estos están rodeados por colores vivos pintados en las fachadas o en los “pointus”, barcas locales. Es desde uno de los muelles que se puede tomar un barco para un crucero a lo largo de las calanques. Estas largas y estrechas calas de agua turquesa están tan hermosas que une Parque Nacional fue creado en 2012 para protegerlas. Y no se puede pasar por Cassis sin subir al Cap Canaille para una asombrosa vista sobre el puerto y la costa. ¡Este acantilado costero es el más alto de Francia!

Como su nombre indica, las tres calanques principales están situadas al oeste de esta encantadora ciudad costera. Aquí las aguas turquesas, los pinos y los acantilados de piedra caliza blanca se unen para ofrecerle la quintaesencia experiencia mediterránea. Un corto viaje en barco ofrece un punto de vista privilegiado de la costa rocosa, que durante milenios ha sido esculpida por arroyos y el mar Mediterráneo. La Calanque de Port-Miou que en Occitano significa, "mejor puerto" tiene el nombre adecuado. Gracias a su longitud y relativo refugio del mar abierto es un puerto deportivo bullicioso en los meses de verano. Moviendo suavemente en la brisa marina son los pinos de Alepo que pueblan las laderas alrededor de la Calanque de Port Pin y su playa de guijarros.    La Calanque d'en Vau con sus impresionantes acantilados es la más espectacular de las tres y posiblemente una de las más hermosas calanques en la región.